Seleccionar página

Tipos de vino

Conocer los principales tipos de vino es el primer paso que debemos tomar si deseamos adentrarnos en el vasto y maravilloso mundo de los vinos. Aunque muchas personas podrían pensar que clasificar un vino como tinto o blanco puede ser tan simple como utilizar tus ojos para ver su color, en realidad cada tipo de vino tiene su propia identidad, esta identidad única es provista por muchas variables, como el tipo de uva y la región a la que pertenece, también podemos tomar en cuenta el nivel de tanino, su aroma, el bouquet, el nivel de alcohol y muchos otros factores que aunque pueden parecer pequeños, en conjunto son los responsables de dar a cada tipo de vino su propia identidad.

¿Cuántos tipos de vinos hay?

Sabías que existen cerca de 200 tipos de vinos diferentes, ¿Tú conoces todos los tipos de vinos que hay?

Toda esta gran cantidad de vinos nos demuestra lo fascinante y vasto que es este mundo. Si eres nuevo en el mundo del vino no te preocupes, no deseamos abrumarte con esa gran cantidad de variedad, más bien deberías sentirte emocionado del mundo que acabas de descubrir.

uva para diferente tipos de vino

Es posible organizar todos estos vinos en cinco grandes grupos. Y dentro de cada grupo tendremos diferentes variables de las que normalmente son responsables el tipo de uva que se utiliza y el proceso de fabricación en cada tipo de vino. A continuación te presentamos las principales categorías de vinos.

Vino blanco

Debido a su nombre podríamos llegar a creer que los vinos blancos son creados a partir únicamente de uvas blancas, pero te sorprendería saber que en realidad muchos de ellos vienen de uvas rojas o incluso negras. La forma exacta en cómo se obtiene este color blanco, se basa en extraer todos los elementos que tengan pigmentación roja y alejarlos del proceso de fabricación, de esa forma nos quedamos únicamente con el jugo de la uva, el cual no tiene pigmentos rojos. En la mayoría de los casos el vino blanco tendrá un carácter muy particular, podríamos describirlo como brillante, con mucho sabor y cremoso. Las variedades más recomendadas del vino blanco son el Chardonnay, Riesling, Sauvignon Blanc y Moscato.

vino blanco

Acompañamiento: a esto normalmente se le conoce también como maridaje, en el caso del vino blanco el maridaje más común podría ser el queso cremoso, pan blanco, carne, pescado, mariscos o ensaladas.

Copa recomendada: la mejor copa para tomar vino blanco puede ser una copa alta y de tamaño adecuado, ésta nos irá muy bien para vinos con sabores muy distintivos, agrios y brillantes. Para los vinos con aromas excepcionales y con un gran cuerpo, será mejor servirlos en una copa un poco más corta, esto nos ayudará a difundir mejor la fragancia y el sabor del vino blanco de gran cuerpo.

Vino tinto

La producción de vino tinto es bastante similar a la del vino blanco, la mayor diferencia que existen entre las dos es que en el caso del vino tinto dejaremos la piel de la uva, la pepita de uva y las semillas incorporadas en todo el proceso de fermentación. El vino tinto debería ser fermentado a mayor temperatura, para extraer el color, el tanino y el aroma. Los sabores varían según el nivel de concentración de todos estos elementos y la duración de su fermentación.

vino tinto

Entre los tintos más recomendados para los principiantes tenemos el Cabernet Sauvignon, Merlot, Pinot Noir y Zinfandel.

Acompañamiento: si hablamos de un vino tinto con un cuerpo ligero entonces lo mejor es acompañarlo con verduras a la parrilla, carne blanca o pollo. En cambio un vino de cuerpo medio o completo puede combinarse muy bien con platos de carne como filetes, hamburguesas o carne ahumada.

Copa de vino recomendados: el vino tinto envejecido debe ser servido en una copa amplia, de esta forma vamos a permitir que nuestro vino respire mejor.

Vino rosado

vino rosado

El vino rosado se hace con uvas rojas o negras con un tiempo de fermentación corto, estamos hablando de unas 12 a 36 horas solamente. Sin embargo, también existe otro proceso popular para hacer vino rosado, esto es tan fácil como mezclar vino tinto y blanco. El sabor de los vinos rosados van de seco a dulce y normalmente tendrán un color rosa pálido a oscuro y un nivel más bajo de tanino.

Acompañamiento: el vino rosado siempre va bien con platos de sabor ligero como el pescado las aves o la fruta.

Vino dulce

No hay una definición objetiva que nos permita identificar a un vino dulce. Normalmente un vino es clasificado como vino dulce debido a su sabor en sí mismo, además de ser servido junto al postre. Pero en muchas regiones del mundo, como en Inglaterra, las personas tienen la costumbre de tomar una copa de vino blanco dulce como un aperitivo antes del plato principal, y utiliza el vino tinto dulce para enjuagar su paladar después. Los principales representantes de los vinos dulces son Oporto, Tawny, o Sherry entre muchos otros.

vino dulce

Acompañamiento: además del postre como lo hemos visto antes, el vino dulce también puede ser una elección perfecta para ser maridado con carne ahumada y queso blando también.

El vino dulce normalmente se sirve en un vaso pequeño, a diferencia de otros vasos, los vasos para vinos dulces están hechos de cristal, en lugar de vidrio convencional.

Vino espumoso

Cuando pensamos en un vino espumoso, viene a nuestra memoria momentos felices y de celebración. Las burbujas de dióxido de carbono pueden ser producidas naturalmente y también es muy común añadirlas durante el proceso de fermentación. Es posible categorizar el vino espumoso por región, entre las principales tenemos Cava en España, Asti o Prosecco de Italia y Champagne de la región de Champagne en Francia.

vino espumoso Champagne

Acompañamiento: si vamos a festejar un momento importante el cual deseamos que se queda en la memoria de todos nuestros invitados lo mejor será acompañar correctamente nuestro vino espumoso, entre las recomendaciones, podríamos servir ensalada, queso, pescado o pan.

Copa de vino: en el caso de este tipo de vino lo mejor será utilizar una copa alta y elegante, ya que además de resaltar la belleza de esta bebida, en realidad también ayudará a mantener su temperatura y las burbujas.

¿Qué tipo de vino es más suave?

La palabra suave se utiliza normalmente para describir un vino que es suave al paladar. Normalmente ese tipo de vinos adquiere su suavidad debido a sus sabores frutales, o por su falta de agresividad y taninos jóvenes. La mayoría de vinos suaves son jóvenes con poco o ningún envejecimiento en roble. Normalmente serán vinos muy fáciles de beber.

vino dulce

Los vinos suaves la mayoría de ocasiones no tienen demasiada complejidad. La suavidad de este tipo de vinos puede venir de una baja o nula presencia de acidez a una gran cantidad de notas frutales. Esto puede darse en el caso de vinos tintos y blancos.

Sin embargo, al llamar a un vino tinto suave también podemos estar haciendo referencia a la falta de taninos.

Algunos de estos vinos pueden entrar en la categoría de vinos jóvenes, los cuales se fabrican con el propósito de ser consumidos tempranamente como por ejemplo el Beaujolais. Rara vez pasan por procesos de fermentación demasiado complejos, o envejecimiento utilizando roble o sustitutos. A pesar de ser muy fáciles de beber, esto no debe entenderse como un sinónimo de menor calidad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This